Cocina y negocios

Un blog de Mónica Albirzú

Categoría 'Sal de Aquí'

15 de marzo de 2012

Sales: la reinvención de un clásico

                                                                                                                                                                                                                    

 

Aquí va la reproducción de una colaboración que escribí para el último número, Marzo 2012, de la revista OHLALA!

¡DEJATE SORPRENDER! SALES GOURMET

Ya no es solo “fina o gruesa”. Conocé la inmensa variedad de sabores, colores y texturas que ahora tenés para elegir.

Por Mónica Albirzú. Foto de Ariel Gutraich. Editora: Carola Birgin

A pesar de lo acostumbradas que estamos a su sabor, la sal todavía puede sorprendernos. Mercados, tiendas de delicatessen y restaurantes de alta cocina, nos seducen con una gran variedad de sales marinas de distintas costas y sales de roca de diversos escenarios geográficos, e incluso blends (combinaciones de sales con especias, semillas y condimentos), para sazonar nuestros platos. Esta movida que recorre el mundo nos propone en el uso de la sal toda una paleta nueva de sabores, colores y texturas de un producto que se define como “natural y de origen”.

La sal, posiblemente el condimento más antiguo utilizado por el hombre, de la mano de chefs, sibaritas y expertos productores, recupera el lugar que hace miles de años tuvo en la historia, cuando era moneda de pago y elemento codiciado. Seguir leyendo…

26 de septiembre de 2011

La sal de la vida

Imaginen la escena: una pieza de atún rojo fresco cocida apenas por uno de los lados, cristales de sal marina sobre el atún y ya. Hay elementos que hacen que nuestra comida sea un poquito mejor, más sabrosa y memorable. La sal, como reforzador de los sabores, tiene la facultad de acentuar en nuestra boca algo que de por sí es rico. Y la sal marina en particular tiene el arte de remarcar esos sabores de una manera más saludable.

A sabiendas de esto y frente a la posibilidad de obtener el recurso: Martín Moroni y Eduardo Ruffa desarrollaron Sal de Aquí. Según ellos mismos relatan, desde su juventud recogieron los cristales de las rocas de las playas que frecuentaban y más tarde aprendieron a generarlos para consumo personal. En el año 2007 comenzaron un trabajo de investigación para obtener un producto bajo condiciones controladas y sin aditivos. En 2008 llegó el momento de instalar la planta piloto. Luego le siguieron las formalidades: inclusión del producto en el Código Alimentario Argentino (CAA).

En abril de 2011 finalmente se inauguró la planta en la ciudad de Trelew con una capacidad de producción de 500 kilos mensuales y la proyección de llegar a duplicarlos en poco tiempo. La instalaciones de la planta procesadora está ubicada en Soberanía Nacional 1070, Trelew, con almacenamiento para 25 mil litros de agua de Cabo Raso, acopiada con un camión cisterna . Seguir leyendo…