Cocina y negocios

Un blog de Mónica Albirzú

10 de Noviembre de 2016

El Alvear para todos

Hace ya un año que La Bourgogne, el restaurante que comanda Jean Paul Bondoux en el Hotel Alvear Palace, inauguró su re-nacimiento. El salón descubrió sus maravillosos pisos de mármol de carrara blanco con vetas grises que permanecía oculto bajo una alfombra carmín. El salón rompió con ese aire centenario y ganó en brillo y luminosidad. Levantar ese velo y descubrir unos pisos de 1932, año de su fundación, significó un aire definitivamente más juvenil y moderno, sin abandonar su estilo clásico que da cuenta de su fundación.
El Hotel lleva tiempo realizando acciones para abrirse a la Ciudad y seducir a los miles de foodies que recorren las distintas propuestas de Buenos Aires.
Busca conquistar más allá del Hotel y sus huéspedes, y convertirse en una propuesta abierta a todo público. Desde el Alvear Afternoon Tea con su increíble propuesta súper completa a un precio accesible, hasta las Clases de protocolo para niños que se realizan desde hace unos 4 años, para renovar y convocar un nuevo consumidor, muestran que el Alvear Palace busca integrarse y descantonarse.
En la cocina, el Grill y el Rotissoire, son la gran apuesta de La Bourgogne. Un menú de carnes asadas al fuego de quebracho que durante noviembre y diciembre estará disponible a $950, es una de estas acciones. La cocina, responsabilidad desde hace 23 años del Grand Chef Relais & Chateaux, mereció en este cambio un capítulo especial. Renovó el grill y rotissoire y los presentó teatralmente y muy a la vista de los comensales detrás del cristal que permite disfrutar de las llamas y la cocción de la carne en vivo.
Esta cocina en vivo en el brasero, ideada por Jean Paul y liderada por su joven Chef Sergio González Crubellier, ofrece este menú especial por dos meses, que incluye: entrante, un corte del brasero con guarnición a elección y postre, acompañado por una copa de vino Tito Zuccardi Paraje Altamira 2013 que fue premiado como mejor Blend del mundo, una gran selección.
ENTRANTES: Compresión de morcilla tierra y cielo al Malbec ó Ensalada  de mollejas de ternera, con manteca de cítricos ó Pimientos grillados con huevo Mistral ó Chorizo Dijonnaise
CORTES DEL BRASERO: Tira fina de asado ó Filet de ternera u Ojo de bife ó Costilla de ternera ó Aves. Con salsas: bearnesa, criolla y chimichurri. Y Guarniciones: puré ó legumbres de la huerta ó ensaladas verdes
POSTRES: Martin Fierro ó Crème Catalán ó Isla Flotante ó Tarta del día ó Soufflé Glacé.
El Alvear Place Hotel es una de las joyas de esta ciudad nacida a principios del siglo pasado. Una de esas piezas que le valieron a Buenos Aires el mote de la parís de América. Es distintas ciudades del mundo a piezas únicas que dan cuenta de su historia: el Savoy, en Londres; el Ritz en París; el Palace en Madrid; el Plaza y el Waldorf Astoria en Nueva York…. El Plaza, de 1909, y el Alvear del 32, sin dudad entran en esta lista.

En la década del 20 el doctor Rafael De Miero trajo a Argentina diversos documentos que recogió en sus viajes a París, con el propósito de construir un hotel que estuviera a la par de los mejores del mundo. Compró un terreno en la esquina de Alvear y Ayacucho, donde se instaló el primer consulado británico en 1824, y contrató a los arquitectos Brodsky y Pirovano, junto con los ingenieros Escudero y Ortúzar, para que adaptaran los diseños que trajo de Europa. De Miero quería conseguir un hotel que por su estilo, su riqueza y sus servicios fuera el punto de atracción de las grandes figuras del mundo que veían a Buenos Aires como la París de Sudamérica.
Hoy esa joya, que pertenece junto con el Plaza al grupo Sutton, se abre a la ciudad y nos invita a recorrerla y probar algunas de sus maravillas culinarias.
Más Info
Menú de 3 PASOS, precio por persona $950.- IVA incluido.
Propuesta válida hasta el 23/12/2016 incluido.

Sin comentarios.

Escriba su comentario

Por favor complete sus datos.
Nombre
Email
Website
Comentario